jueves, 26 de marzo de 2009

Cartas reales escritas por personajes famosos.

La portada, en mi opinión, es horrorosa y no invita a leer ni presagia un buen libro, pero..... El género epistolar me parece fascinante, en las cartas todos solemos desnudarmos y subir o bajar la voz con gran facilidad. Lástima que casi ya no escribimos cartas; ahora nos enviamos y reenviamos un sinfín de correos con achivos adjuntos llenos de repetitivas imágenes guardadas en powerpoints repletos de faltas de ortografía y buenos o dudosos propósitos. Recuerdo una frase, creo que de Saramago que decía algo así como "nunca una lágrima emborronará un e-mail". Bien no seamos nostálgicos hasta creer que cualquier tiempo pasado parece que fue mejor...
Hace unos cuántos años tuve el placer de trabajar en una de las mejores librerias de mi ciudad, por no decir la mejor. Con lo de"mejor" quiero decir: vieja, grande especializada y repleta de clientes de todo tipo. Durante mi período de "librera" aprendí otra manera de mirar el libro...bueno de esto ya hablaré otro día; lo que quiero decir es que me encontré un día entre mis manos con un curioso y recién llegado título: De amor y de odio de la editorial Océano. Tras ojearlo, leerlo y releerlo extraje unos fragmentos de cartas encontradas en él, cartas que me parecieron tesoros de intimidad y....

Gertrudis Gómez de Avellaneda a Ignacio Cepeda -Sevilla, 15 de abril de 1840
“ (...) En la separación, acaso eterna, a que pronto nos veremos condenados será para mí un consuelo recibir algunas cartas tuyas y dirigirte las mías; pero es preciso para que esta correspondencia esté exenta de inconvenientes, determinar su naturaleza, amigo mío. Nuestras cartas serán las de dos amigos, no amigos como lo hemos sido en algún tiempo, porque aquella amistad era una dulce ilusión; la de ahora será más sólida, porque no será hija del sentimiento, que antecede al amor, lo será sí de aquel que sobrevive a él y que se funda precisamente sobre sus desengaños. (...) Sólo una cosa puedo reprocharte y es la falta de sinceridad, es no haberme dicho “ya no te amo”.”

Napoleón Bonaparte a Josefina - Milán, 28 de noviembre de 1796
“ (...) No has tenido tiempo en escribirme, lo comprendo fácilmente. Rodeada de placeres y diversiones, harías mal en realizar para mí el menor sacrificio. (...)
Por mi parte, amarte a ti sola, hacerte dichosa, no hacer nada que pueda contrariarte, tal es el destino y el fin de mi vida.
Sé feliz, no me eches nada en cara, no te intereses por la felicidad de un hombre que no vive sino de tu vida, no goza sino de tus placeres y de tu felicidad. (...).Vuelvo a abrir mi carta para darte un beso ...”


Balzac a Mme. Hanska - París, 9 de septiembre de 1833
“Ya tenemos aquí el invierno, alma mía, y ya he vuelto a posesionarme de mi morada de invierno, ese rincón de la pequeña galería que usted conoce (...) ¿Cómo quiere que no la ame si es usted la primera que ha venido a través de los espacios a dar calor a un corazón desesperado. (...) Hace mucho tiempo que hubiera querido pedirle su retrato si no hubiera no sé que especie de injuria en esta petición. No lo quiero antes de haberla visto (...) a veces mi intuición es tan fuerte que estoy seguro que si la viese realmente diría: “Es ella”. Ella amor mío, ¡Eres tú! Adiós, hasta muy pronto”

Marqués de Sade a Laure Victoire de Lauris - Marzo de 1763
“¡Mentirosa ! ¡Infeliz desagradecida! ¿Qué ha sido de vuestra promesa de amarme mientras vivierais? ¿Quién os obliga a serme infiel? ¿Quién os convence de romper los lazos que iban a unirnos para siempre? Sin duda vuestra familia ( ...)”

Lord Byron a Lady Caroline Lamb - Agosto de 1812
“Mi querida Caroline:
Si las lágrimas que ya has visto y sabes que no soy muy propenso a derramar; si la agitación con la que me separé de ti, una agitación que debes haber percibido a lo largo de toda esta relación, no comenzaron hasta el instante en que se acercaba el momento de dejarte; si todo lo que he dicho y hecho no ha mostrado mis verdaderos sentimientos hacia ti, amor mío no tengo otra prueba que ofrecerte. (...) Que Dios te proteja, perdone y bendiga, por siempre, incluso más allá. Tu más enamorado.”

Khalil Gibran a May Ziadah - Nueva York, 10 de diciembre de 1929
“May, mi querida amiga:
Hoy me enteré de que tu padre ha viajado más allá del horizonte dorado y ha alcanzado la meta hacia la que todos llevamos a cabo nuestro peregrinaje (...) en mi corazón hay un fuerte deseo de estar a tu lado, y un ansia de estrechar tu mano entre la mía en silencio (...) Dios te bendiga May, y que Él te proteja cada día y cada noche.”


Emilia Pardo Bazán a Benito Pérez Galdós - Allá por 1899
“Esta mañana al leer tu cartita, se me derretía el corazón de cariño. Ayer pasé soñando contigo toda la noche. (...) Pánfilo de mi corazón: rabio también por echarte encima la vista y los brazos y el cuerpote todo. Te aplastaré.(...) “.

Lord Nelson a Emma Hamilton - 21 de octubre de 1805
“Mi muy querida Emma, amiga adorada de mi corazón: los enemigos acaban de dar la señal para que salga del puerto la flota aliada. Quiera el Dios de las batallas coronar mis deseos de éxito. De todos modos, quiero obrar de manera que mi nombre sea todavía más querido por ti y por Horacia, los dos seres que yo amo más que a mi vida, y como mi última carta antes de la batalla. El cielo os bendiga. Es el ruego de vuestro NELSON”

Esta misma semana se ha pagado un dineral en una subasta por las cartas personales de George Orwell, autor de libros tan fundamentales como Rebelión en la granja y 1984, gérmen , éste último creo que totalmente involuntario de GRAN HERMANO y hace tan solo unos días podíamos leer en El PAIS que la publicación de las cartas inéditas de Rimbaud descubrían la faceta más íntima del poeta que afirmaba que hay que ser absolutamente moderno ......¿Estaremos haciendo un "aquí hay tomate" con el mundo de la cultura?

6 comentarios:

  1. Sí, creo que a todos nos gusta saber que hacen los demás cuando no se consideran vistos u observados, cómo se relacionan, cómo se enfadan, cómo se equivocan... Las cartas personales hablan en voz baja y en voz alta de las debilidades ajenas

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué necesidad tenemos de saber que los demás tienen también debilidades, emciones y sentimientos? Claro que tienen todo eso!!!! Todos lo tenemos!!!

    ResponderEliminar
  3. N0 HAY NESESIDAD D HERIR A ALGUNA PERSONA ES GROSERO PARA MI Y BLA BLA BLA TODO LO QUE DIGAN LO QUE DIJE ES CIERT00

    ResponderEliminar
  4. chingen asu madre todos menos mi familia estupidos y gos de puta y todo el q leea esto es un pinche zorra y mala boi a coger le boi ameter mi pito y le voi a obigaraq lo chupe asi errap tado gente y l e echo ami me la pelan pendegos yo ise el amor con una chava y la mate de el gusto porq le encanto q sela alla metido y ami tambien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pus ami me parecio chidas las cartas que hacian nuetros pasadps ,pero hay unos como al que le voy a responder que solo comentan babosadas que nos importan las babosadas que comenten que lo tenga grande ono,comenten sobre el tema o si no mejor ni coentes aaaaaaaaaaaaaay

      Eliminar